27 abril 2012

Tiramisú

Para este fin de semana os propongo un tiramisú clásico. Se puede hacer de diferentes formas según el molde utilizado, hay quien lo hace cuadrado o rectangular y de poca altura. También se puede hacer más alto, utilizando un molde de plum kake (yo lo hago así). Incluso se pueden hacer tiramisus individuales utilizando vasos anchos. Las medidas que os propongo son aproximadas dependiendo de la cantidad que querais hacer y las capas de bizcocho y crema que querais poner.











Ingredientes

- 3 claras de huevo
- 3 yemas
- 100 gr de azúcar
- 400 gr de mascarpone
- Un paquete de bizcochitos, soletillas, galletas, etc. (Yo utilizo bizcochitos Dulcesol y los corto por la mitad a lo largo para que sean mas finitos)
- 200 gr de chocolate negro
- café recién hecho
- cacao en polvo para espolvorear.
- amaretto u otro licor (opcional)
(Se puede hacer menos cantidad considerando la mitad de las medidas de azúcar, mascarpone y chocolate y poniendo sólo 2 huevos)

Preparación

Para comenzar prepararemos una cafetera de café bien fuerte y lo dejamos enfriar.  Lo mejor es utilizar la cafetera clásica, no es necesario que sea un café cremoso exprés. Una vez frío el café, se puede añadir un chorrito de amaretto que le da un toque muy bueno, o elegir otro licor a nuestro gusto, pero esto es opcional.
Ahora hay que preparar la crema del tiramisú y liego hacer el montaje con los bizcochitos, galletas y soletillas. Para hacer la crema, en un recipiente grande se baten las yemas de los huevos con el azúcar hasta que tenga una consistencia espumosa y una vez conseguida la mezcla, se va añadiendo el queso mascarpone poco a poco y seguimos batiendo despacio para integrarlo todo. Por otro lado en un bol montamos las claras a punto de nieve. Una vez batidas se añaden a la mezcla anterior moviéndolo todo para conseguir una mezcla homogénea. Así ya tenemos preparada la crema del tiramisú.
Para el montaje final necesitamos un molde de la forma deseada (yo utilizo uno de plum kake) y para que podamos desmoldarlo bien yo le pongo un film de plástico del que utilizamos para envolver los alimentos. Procurar que quede sea bastante grande y sobre por los lados del molde. Eso permitirá que el tiramisú salga fácilmente cuando le demos la vuelta y además no quedará pegado al molde.
En el molde elegido, ponemos en el fondo una capa de bizcochos, galletas o soletillas empapados de café. Sobre ellos ponemos una capa de la crema de tiramisí que hemos preparado y rallamos chocolate negro por encima. repetimos cuantas veces queramos volviendo a poner una capa de bizcochos calados en café y encima una de crema y el chocolate rallado y así sucesivamente hasta terminar el molde o hasta que deseemos. Ponemos en la nevera unas horas para que quede consistente.
Cuando vayamos a comerlo, solo tenemos que desmoldar dándole la vuelta con lo cual nos quedará arriba, la capa de bizcochos que pusimos en el fondo. Ponemos por encima cacao en polvo o chocolate rallado para decorar.


2 comentarios:

  1. Me encanta el tiramisú, y el tuyo tiene una pinta rica rica. Disfrútalo a mi salud.

    ResponderEliminar
  2. Me chifla este postre!!te ha quedado genial!!! un beso guapa!!

    ResponderEliminar