27 noviembre 2018

Postre de membrillo (en microondas)

No podéis imaginar lo productivo que llega a ser un membrillo. Ya no sabemos qué hacer con tantos frutos. Además del conocido dulce de membrillo, este año hemos hecho mermelada y ha quedado fantástica (pendiente de publicar). Y este postre que, aunque no es muy llamativo visualmente, está delicioso. El proceso ha sido un poco de ensayo-error, hasta conseguir que quedara a nuestro gusto y por lo tanto las medidas y pesos deben considerarse en cada caso. Hablo en plural porque, en este caso, el postre lo ha preparado mi hermana. Queda con un sabor de otoño ideal y el único requisito es dejar madurar los membrillos todo lo que aguanten.

Para colmo, esta receta se hace en microondas, muy fácil. Y para terminar de aprovecharla,  me sirve para compartirla con el grupo "en buena onda" organizado por Marisa de Thermofan y Elisa de Que no te falte un Perejil
   






Ingredientes

Membrillos 
Azúcar moreno 
Mantequilla
Canela
Pasas
Piñones, nueces o almendras troceadas, etc.
Una copita de mistela, vino dulce, etc. para hidratar las pasas.

Preparación

Como he comentado los membrillos han de estar bien maduros. Se pelan y se cortan en gajos. Se quita la parte de las semillas y de ponen en una fuente apta para microondas (yo utilicé la que uso para hacer quiche. Se añade un poco de agua (como 1,5 cm de altura en la fuente). Se añaden unos dados de mantequilla. Dependiendo de la cantidad de membrillo y el dulzor que deseemos, se ponen unas cucharadas de azúcar por encima y se espolvorea con canela. Se añaden las pasas, que han estado previamente a remojo en licor y los piñones o los frutos secos que queramos. Es mejor trocearlos para que tomen mejor el sabor.
Se pone todo en el microondas durante 20 minutos al potencia máxima, tapado con una tapa adecuada. Transcurrido este tiempo, se pincha con un palillo para comprobar que están blandos y a nuestro gruso. Si es necesario se mueven un poco y se vuelven a poner otros 5-10 minutos más.
En el caso de que no los comamos inmediatamente o queden para una segunda ocasión (raro, raro), es conveniento calentarlos un poco antes de servirlos, para que la mantequilla que se ha solidificado vuelva a estar líquida.


16 noviembre 2018

Crema de nabo y manzana

Vamos con otra crema deliciosa y especial para invierno: la crema de nabos y manzana. Tengo pendiente hacerla en versión dulce ya que el nabo no tiene un sabor muy fuerte y combinado con la manzana y un poco de miel debe quedar bien. Pero hoy la he preparado salada, ideal para tomar calentita en la cena. 



Ingredientes

3 nabos medianos
1 manzana
1/2 cebolla
3 cucharadas de nata para cocinar
Aceite de oliva
Sal 
Nueces, almendras, pistachos (opcional)

Preparación

Yo utilizo la misma olla desde el principio y voy añadiendo todos los ingredientes. De esta manera se ensucian menos cacharros y no se pierde nada en el trasvase de unos recipientes a otros. Cortar la cebolla en trozos medianos y pochar en aceite de oliva en la olla. Añadir los nabos y la manzana pelados y cortados en trozos y dar unas vueltas con la cebolla en el aceite. Añadir un poco de sal y cubrir de agua. dejar cocer hasta que nabos y manzana estén blandos. El caldo habrá disminuido.
 Añadir tres cucharadas de nata y triturar con la batidora. Rectificar de sal y servir. Si queremos se puede acompañar de nueces, almendras o pistachos.

Truco. Para que quede con el espesor deseado, una vez cocido todo y antes de añadir la nata, retirar parte del caldo antes de triturar y añadirlo poco a poco mientras se tritura, hasta dejar la crema a nuestro gusto.

09 noviembre 2018

Quiche de espinacas con atún y huevo duro

Hoy traigo una receta para comer calentita o tibia este otoño, una quiche de espinacas. Por lo general las espinacas las preparo con una crema de nata, pasas y piñones. Esta combinación me parece estupenda, muy suave y siempre triunfa. Pero hoy me apetecía darle un sabor más intenso y sabroso. Así que, pensé ponerle melva, caballa o atún. Como lo que tenía más a mano era esto último, pues así que quedado.




Ingredientes

300 g. de espinacas naturales
1 lamina de masa para quiche o empanada
3 huevos
1 bric de nata
1 lata de atún en aceite de oliva
80 g. de queso emental rallado
sal, pimienta y eneldo

Preparación

Cocer y escurrir las espinacas. Cocer uno de los huevos, pelar y reservar. Batir los otros dos huevos, añadir la nata, una pizca de sal y pimienta. Añadir las espinacas escurridas y mezclar bien. Añadir el atún escurrido y el queso rallado, mezclando despacio para que queden partes de atún sin desmigar.
Colocar la masa en un molde de quiche, depositar la mezcla que hemos preparado con los huevos, nata espinacas y atún, en el hueco de la masa. Espolvorear con eneldo y colocar el huevo cocido cortado en rodajas de forma un poco ordenada.