21 diciembre 2016

Quiche de calabacín y tomatitos

Una receta muy interesante para estos días entre fiesta y fiesta en que no apetece cocinar mucho, ni estar pendientes de la hora de la comida. Podemos prepararla con antelación y la tendremos tibia a la hora de comerla. No hay más que dejarla en el horno una vez hecha. Transcurridas unas horas aun conserva el calor adecuado para degustarla en su punto.









Ingredientes

1 lámina de masa quebrada redonda
3 huevos
1 bric de nata
un trozo de queso manchego
1 calabacín pequeño
tomatitos cherry
4 cucharadas de aceite de oliva
sal, pimienta. orégano y albahaca

Preparación
Cortar el calabacín en rodajas y los tomatitos por la mitad. Rallar el queso manchego con un rallador grueso de verduras, no hace falta que quede en "queso polvo" sino en tiras ..
Poner el aceite en una sartén y rehogar un poco (vuelta y vuelta). Sacar de la sartén y reservar. Poner los tomatitos cortados en un plato y añadir orégano, albahaca y una pizca de sal. Reservar.
En un bol batir los huevos, añadir la nata, el queso rallado. Añadir sal y pimienta a gusto.
Forrar un molde de quiche con la masa quebrada. Echar encima la mezcla preparada anteriormente y colocar encima las rodajas de calabacín y los tomatitos tratando de que queden bien repartidos. En este momento podemos añadir un poco más de pimienta y hierbas. Meter al horno a 180º. Cuando lleve unos 15 minutos sacaremos y colocaremos un papel de aluminio cubriendo la quiche y volveremos a poner al horno 20 minutos más. Transcurrido este tiempo averiguar si la masa está dorada por el fondo y si la mezcla esta cuajada introduciendo un palillo. Yo utilizo un molde de cristal con lo cual es muy facil ver el fondo de la quiche. 
Tal como os decía, si una vez cocinada la dejais en el horno, conservará su calor un par de horas o más.

16 diciembre 2016

Crema de calabaza en infusión de cítricos

La crema de calabaza es una receta muy conocida. Yo la publiqué hace tiempo (ver aquí). Admite muchas variaciones y añadidos de todo tipo. Podemos ponerle zanahorias, patatas, calabacín, etc. Pero esta receta que hoy os traigo es una versión diferente porque el cambio está en el caldo con el que se hace la crema que está hecho con una infusión de peladuras de cítricos.







Ingredientes

Piel de dos naranjas grandes
Piel de un limón o una lima grande
Una cortadita de jengibre 
700 g de calabaza
1/2 cebolla grande o una pequeña
2 ajos
aceite de oliva
sal

Preparación

Pondremos agua a hervir en una cazuela. Cuando comience la ebullición añadiremos las peladuras de las naranjas y el limón (intentar que no tenga mucha parte blanca). Dejaremos hervir unos minutos y apartaremos del fuego dejando que infusiones durante un rato. Después colaremos el caldo que utilizaremos para la crema, reservando las peladuras.
Poner el aceite en una sartén y sofreír los ajos y la cebolla cortados en trozos medianos. Cuando están a medio, añadir la calabaza cortada en trozos y terminar de sofreír todo añadiendo sal a gusto.  Pasaremos todo el sofrito y el aceite a una olla a presión o una cazuela y añadiremos la calabaza sin piel cortada en trozos medianos, el caldo de la infusión de cítricos y el jengibre (ojo con la cantidad, esta dependerá de vuestro paladar). 
Si lo cocinamos en una olla a presión con 7-8 minutos será suficiente, su es en una cazuela necesitará al menos 20 minutos. Transcurrido este tiempo, sacar un poco de caldo y triturar todo lo demás en la misma olla, añadiendo caldo hasta que quede con el espesor deseado. 
A la hora de servirlo se puede tomar tal cual o añadir un poquito de las pieles de cítricos cortadas muy pequeñas

07 diciembre 2016

Galletas de yema, orejones y arándanos

Los excedentes de turrón de navidad los guardo para hacer helados en verano, pero de las navidades pasadas aun me quedaba una tableta de turrón de yema. Miré la fecha de caducidad y hasta marzo de 2017 se podía comer. Esta fue la excusa para hacer innovaciones a partir de la receta de galletas de turrón de yema que ya publiqué hace unos años (ver aquí) y de paso participar en Reciclando Sabores en este mes de diciembre. 
Las variaciones de esta nueva receta le dan a las galletas un toque navideño especial. Además del sabor a turrón de yema, propio de estas fiestas, saben a orejones y arándanos. Con una tableta de turrón he podido hacer unas veinte galletas de tamaño mediano.


 
 


Ingredientes

Una tableta de turrón de yema (el mío era yema tostada)
1 huevo
10 orejones
Un puñadito de arándanos para decorar
125 g. de harina (aproximadamente)
Una cucharada de mantequilla a temperatura ambiente
Un chorrito de brandi

Preparación

Desmigar el turrón de yema hasta convertirlo en pequeños grumos. Añadir un huevo batido, la mantequilla, un chorrito de brandi y los orejones partidos en trocitos pequeños. Mezclar todo bien hasta convertirlo en una pasta homogénea. Añadir harina poco a poco hasta que la masa se pueda manejar con las manos. No debe quedar muy compacta. La cantidad de harina dependerá de lo grande que sea el huevo y la cantidad de brandi añadido. Poner en el frigorífico durante media hora.
Transcurrido este tiempo formar bolitas de masa del tamaño de una nuez y colocarlas en una bandeja de horno sobre un papel sulfurizado o un protector de silicona. Con los dedos mojados en agua (de lo contrario se os pegará la masa) ir presionando y aplastando las bolitas dándoles forma de galletas. Colocar un arándano en cada una y meter al horno a 180º durante 10-12 minutos.



30 noviembre 2016

Galletas de chocolate puro (aptas para celiacos)

Estas galletas son diferentes a las clásicas galletas porque están crujientes por fuera y blanditas por dentro. Tienen un intenso sabor a chocolate, siempre que hayamos elegido chocolate puro de calidad. Además, no llevan levadura, lo que permite hacerlas con harina de arroz y obtener el mismo resultado que con harina de trigo. Yo las he hecho con harina de arroz y creo que quedan más finas y suaves que con harina de trigo.







Ingredientes

115 g. de mantequilla
200 g. de harina (de arroz o de trigo de repostería)
1 huevo
175 g de azúcar glas
40 g de cacao puro en polvo (yo utilicé Valor a la taza)

Preparación

Tener la mantequilla temperatura ambiente con textura pomada. Mezclar la mantequilla con el azúcar glas amasando bien. Añadir seguidamente el huevo, el cacao y la harina mezclando cada vez que se añade un ingrediente. Amasar hasta que queda una pasta homogénea. Si la masa está muy blanda, hacer una bola dentro del bol donde la hemos amasado y poner en el frigorífico durante media hora o el tiempo que haga falta para que pueda manejarse con las manos.  Sacarla del frigorífico, hacer bolitas y ponerlas en una bandeja de horno. Aplastar con los dedos húmedos en agua para evitar que se pegue la masa, haciendo forma de galletas planas. Poner en el horno a 180º durante unos 15 minutos

Como siempre, para guardarlas, lo mejor es una caja metálica bien bonita y vistosa.



22 noviembre 2016

Bizcocho de limón (apto para celiacos)

Este bizcocho os va a sorprender por su ligereza y finura. Tiene un sabor de fondo a limón buenísimo. No resulta excesivamente dulce sino fresco y delicioso, lo que le hace estupendo para tomar de postre. La receta original estaba hecha con harina de trigo, yo la he modificado haciéndola apta para celiacos, la vi en un blog y no tuve la precaución de guardar el enlace, lo siento porque habia otras recetas muy ricas.








Ingredientes


4 huevos
150 g. de azúcar glas
110 g. de mantequilla
110 g. de harina de arroz (la receta original era con harina de trigo)
1 limón mediano
480 ml. de leche
Una pizca de sal
Una cucharadita de esencia de limón (opcional)


Preparación

Lo primero que haremos es rallar el limón y exprimir el zumo y derretir la mantequilla hasta que quede casi líquida (no debe estar caliente). Montaremos las claras de los 4 huevos a punto de nieve añadiendo una pizca de sal para que queden bien firmes, reservaremos. Por otro lado batimos las yemas con el azúcar y una vez bien mezclado todo, añadiremos la ralladura y el zumo de limón y después la mantequilla bien derretida y seguiremos mezclando. Finalmente añadiremos la leche a temperatura ambiente y lentamente mientras movemos para integrarlo todo. 
Añadiremos las claras despacio en tres o cuatro veces cuidando de no remover mucho para evitar que pierda volumen.
Pondremos la mezcla en un molde engrasado y meteremos al horno a 160º durante unos 45 minutos o el tiempo suficiente según vuestro horno, hasta que comience a estar dorado.

16 noviembre 2016

Dia Mundial del Bundt Cake

El 15 de noviembre se celebra el Día Mundial del Bundt Cake y aprovechando la ocasión os traigo uno que haciéndolo con el molde adecuado, queda muy vistoso. La receta es del libro de Bundt Cakes publicado por María Lunarillos (aqui). Podeis hacerlo en un molde normal, por supuesto.




09 noviembre 2016

Lentejas con arroz y tropezones

Como todos los principios de mes, aquí estoy reciclando sabores. No se por qué no había publicado esta receta tan sencilla y que tanto nos gusta. 
En casa comemos legumbres, al menos, una vez a la semana y muchas veces cocinamos más de lo que vamos a comer para reciclarlas. Por ejemplo, los garbanzos con fideos, las alubias con arroz o lo que os presento hoy: lentejas con arroz. 
El truco es sencillo, sólo hay que cocinar mas de la cuenta y guardarlo.






Ingredientes

Para las lentejas (ver aquí)
Arroz (una taza pequeña por comensal)
Verdura de todo tipo para hacer caldo
Chorizo, jamón, lomo, salchicas, etc., lo que tengamos a mano
Una cucharada de aceite oliva

Preparación

Preparar lentejas con verdura tal como os explico aquí, procurando hacer más cantidad de la necesaria. Guardar las lentejas que sobran y si no las vamos a cocinar en un par de días deberían congelarse. Haremos un caldo con verduras variadas. En casa normalmente tenemos caldo congelado porque hacemos una olla grande cada semana y congelamos para varias comidas (sopas, arroces, lentejas, etc.). 
Pondremos las lentejas sobrantes de la vez anterior, en una olla y añadiremos el caldo de verdura necesario para las raciones que queramos hacer. Cuando está hirviendo añadiremos el arroz. Las medidas de las lentejas y el arroz pueden variar. A veces tienen más arroz y otras veces menos.
 Mientras se va cociendo el arroz pondremos una cucharada de aceite en una sartén y cuando esté caliente pasaremos los tropezones que pueden ser de chorizo, jamón, lomo, salchichas, etc., lo que tengamos a mano. Sólo vuelta y vuelta.
Cuando faltan un par de minutos para que el arroz esté listo, añadiremos los tropezones a la olla y dejaremos que se integren los sabores.

Y ahora vamos a ver que han cocinado este mes las partcipantes en Reciclando Sabores


27 octubre 2016

Bizcocho de leche condensada

Aqui estoy otra vez con un bizcocho de uno de mis libros favoritos. No me cansaré de recomendar este libro de Bizcochos y visitar el blog webos fritos donde encuentro siempre de todo lo que necesito.
Yo he hecho muchas recetas de este libro y os aseguro que son muy fáciles de hacer y encontrareis todos los ingredientes sin problemas. Además siempre salen bien porque Susana, su autora, las ha experimentado personalmente.




 La receta de hoy es un bizcocho de leche condensada que está tomada del libro con alguna variación personal, pero podeis encontrar recetas similares aqui y también aqui. Su aspecto "casero" con esa grieta que parece que vaya a estallar, me encanta. Y su interior, con la pepitas de chocolate es una delicia. Ya podeis imaginar lo buenísimo que está.







Ingredientes

3 huevos
50 g. de azúcar
200 g. de leche condensada
100 g. de aceite
1 yogur natural (puede ser de galleta o vainilla)
240 g. de harina de repostería (puede ser harina de arroz y sería apto para celiacos)
1 cucharada de azúcar avainillado
10 g. de levadura Royal
Un puñadito de pepitas de chocolate (vuestro gusto)

Preparación

Batir los huevos con el azúcar con unas varillas hasta que doble su volumen. Es aconsejable hacerlo con máquina (durante unos 5 minutos) o tener un brazo bien entrenado. Añadir la leche condensada, el yogur, el aceite y el azúcar avainillado. Batir un poco mas. Mezclar la harina con la levadura y tamizarla sobre la mezcla anterior. Añadir las pepitas de chocolate y mezclar todo hasta integrarlo.

21 octubre 2016

Crema tibia de zanahoria y pepino

Esta crema es de lo más facil de hacer. No necesita cocinado ya que para entibiarla se puede utilizar el mocroondas o tomarla a temperatura ambiente. Admite algunas variedades como añadirle un poco de ralladura de limón o como he hecho yo, darle un toque aromático de hierba buena.

Ingredentes (para cada persona)

1 yogurt natural
1 zanahoria pequeña
1 pepino pequeño
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta a gusto
Opcional: hierba buena o ralladura de limón

Preparación

Pelar la zanahoria y el pepino y ponerlo en el vaso de la batidora, añadir el yogurt, el aceite y batir hasta convertirlo en una crema líquida. Añadir sal y pimienta a gusto. Añadir una hoja de hierba buena y triturar nuevamente. Poner en el microondas a temperatuna mínima 1 minuto para que quede tibia. En verano se puede tomar fresquita.
Para servirla se puede decorar con unas hojas de hierbabuena.





18 octubre 2016

Nueva adquisición

Acabo de recibir mi última adquisición, el molde Bundt Heritage de Nordic Ware. Últimamente he leído bastantes recetas hechas con estos moldes y no les había prestado mucha atención. Pero hace unos días leí un artículo sobre bunt cakes que avivó mi interés. Además el día 15 de noviembre se celebra el Día Mundial del Bunt Cake y quiero celebrarlo. Así que ya tenía excusa para comprarlo

Compré el molde en una tienda on line y cuando llegó el paquete me sorprendió su peso. El molde es metálico y muy robusto y aunque las dimensiones estaban especificadas en el momento de la compra, resulta ser más grane de lo que yo pensaba. Está fabricado con un material especial que resiste muchísimo y es totalmente antiaderente.





Con este molde puedo hacer cosas muy ricas, que además quedarán de bonitas como estas



Estas fotos no son mías son tomadas de Internet

16 octubre 2016

Dia mundia del pan

Hoy se conmemora el Día Mundial del Pan, un alimento básico en nuestra dieta. En algunas ciudades se han hecho actividades alusivas a este día. En casa lo hemos celebrado con tres panes diferentes: pan blaco, pan con tomates secos y semillas y pan de harina de arroz. Los dos primeros los he hecho con la panificadora del Lidl y el de arroz en el microondas con mi receta de pan de arroz (ver aqui).
Todos estaban bienísimos. 
Hemos sido nueve personas a comer y a todos nos ha parecido una buena manera de clebrar este gran día. ¡ Que rico está el pan casero !



Pan blanco

  Pan con tomates secos y semillas.

Pan de harina de arroz


10 octubre 2016

Solomillo al Oporto

Esta receta queda con un toque dulce muy agradable debido a las pasas y las ciruelas. A la vez resulta muy alegre por el punto de vino de Oporto y ciertamente picante por la pimienta. Os cuento como se hace porque es muy fácil y el resultado os va a sorprender.



Ingredientes

1 solomillo de cerdo
1 cebolla mediana
Un puñado de pasas
Un puñado de ciruelas secas (3 ó 4 por comensal)
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Un vaso de vino de Oporto

Preparación

Pondremos en un bol las pasas y las ciruelas a hidratar en el vino de Oporto. Cortaremos el solomillo en rodajas de unos 2 cm de grosor y lo aliñaremos con sal y pimienta abundante. Después, en una sartén con un chorrito de aceite caliente sellaremos los trozos de solomillo (vuelta y vuelta) y los reservaremos. Añadiremos más aceite a la sartén y pondremos a sofreír la cebolla cortada en juliana. A fuego lento y tapada para que quede transparente. Una vez frita, añadiremos el vino de Oporto en el que se han hidratado las pasas y las ciruelas y removeremos bien para espesar. En esta salsa pondremos los trozos de solomillo, las pasas y las ciruelas. dejaremos un momento al fuego para integrar todos los sabores y ¡ listo !

03 octubre 2016

Bocaditos "ado"

Hoy vengo con una receta con un nombre muy a propósito: Bocaditos "ado" (de pescado reciclado).
Hace unos días hice Merluza al cava (ver aquí) pero me pasé con el aperitivo, no teníamos mucha hambre y quedaron en la cazuela tres rodajas muy apetitosas. Siguiendo mi norma de "aquí no se tira nada" las congelé. Unos días después hice Salmón en Pepitoria (ver aqui)y me falló un comensal a ultima hora, con lo cual quedó salmón ya guisado.
Pensando que el salmón y la merluza harían buena pareja, se me ocurrió reciclarlo todo junto y el resultado fue espectacular. Además me permite participar en Reciclando Sabores este mes de octubre.





Ingredientes

Merluza y salmón de guisos anteriores
1/2 cebolla
3 cucharadas de harina (Pueden ser de harina de arroz y sería apto para celiacos)
2 cucharadas de mantequilla
1 huevo
1/2 vaso de leche
Aceite de oliva para freír
Sal, pimienta, perejil y nuez moscada

Preparación

Quitar las espinas al pescado y desmigarlo en trozos muy pequeños hasta que quede muy triturado, podemos ayudarnos con el tenedor. Poner la mantequilla en una sartén y cuando está caliente añadir la cebolla, cuando está transparente añadir la harina, sofreír y añadir la leche poco a poco. Añadir, sal, pimienta y nuez moscada y mover hasta formar una bechamel relativamente espesa. Echar la bechamel sobre el pescado triturado. Batir un huevo y añadirlo y espolvorear de perejil (a ser posible fresco). Quedará una masa bastante blanda, no se podrá manejar con las manos. 
Pondremos aceite de oliva en una sartén para freír y cuando esté caliente, ayudándonos de dos cucharas vamos cogiendo porciones de masa y echándolas al aceite caliente. Con mucho cuidado, cuando estén dorados por un lado, daremos la vuelta a los bocaditos hasta que estén dorados por ambos lados. Los sacaremos del aceite y pondremos en papel de cocina para que escurran.


23 septiembre 2016

Tarta de piña

Esta es una tarta de toda la vida. De esas que no precisan horno, que gusta a todo el mundo y resulta ideal cuando hace buen tiempo porque es fresquita y suave.
Se hace rápido y es tan fácil que hasta la pueden hacer los niños.





Este verano he preparado en varias ocasiones y cada vez la hago más grande porque nos quedamos con ganas de más. Hasta preparé una para llevar al trabajo y celebrar el retorno de vacaciones.


Ingredientes

2 paquetes de bizcochitos alargados (yo utilizo marca Dulcesol)
1 bote grande de piña en su jugo de unos 850g.
1bric de 500 ml. de nata para montar
2 cucharadas de azúcar

Preparación 

Se puede hacer de forma rectangular o redonda ya que los bizcochos de adaptan a cualquier molde a condición de ser desmontable para poder quitarle los laterales y poder cortarla. La única precaución que hemos de tener es poner los bizcochos bien juntos y cada fila sin coincidir con la de abajo, de manera que no queden huecos.
Se reservan unas cortadas de piña para decorar y el resto, junto con parte del caldo, se pone en el vaso de la batidora. Se tritura hasta que quede un puré meloso pero suficientemente líquido para empapar los bizcochitos. Lo mejor es ir añadiendo caldo al tiempo que se tritura hasta que quede a nuestro gusto. Se monta la nata con el azúcar. No debe quedar muy dulce, pero si sois muy golosos podéís añadirle la que queráis. 
Se cortan los bizcochitos por la mitad a lo largo y se colocan en el fondo del molde, bien juntos haciendo una capa. Encima se cala con el puré de piña y se pone una capa de nata. Se vuelven a poner una segunda tanda bizcochitos, regados con puré y una capa de nata y finalmente una tercera capa de bizcochitos regados con puré de piña y una capa de nata que trataremos de que queda bien lisa y vistosa. también pondremos nata por los laterales. Con el resto de nata y la piña que hemos reservado se decora a nuestro gusto.