30 enero 2012

Gazpachos Manchegos, viudos


Sobre el nombre de este plato hay un poco de lio. Se les conoce por “gazpacho” y “gazpachos” manchegos. En Casas Ibáñez (Albacete), mi pueblo, siempre han sido gazpachos. Sin embargo, con sólo hacer una búsqueda en Internet, descubriréis que se les llama indistintamente. Lo que está claro, es que no tienen nada que ver con el gazpacho andaluz.

Los gazpachos manchegos son un plato caliente y además bastante contundente, si tenemos en cuenta que se suelen hacer con carne de caza (perdiz, liebre, conejo, etc.) Sin embargo, la receta que hoy presentamos es una receta totalmente vegetariana. Se trata de los gazpachos viudos. Posiblemente se les llama así porque no llevan carne. En la Mancha se comían en el campo y se cocinaban en el fuego en una sartén de patas. Se les ponía las verduras que había a mano: patata, ajo, pimiento, algún espárrago, cardo, etc. El toque de distinción lo ponían las setas, en temporada.

Actualmente se pueden adquirir gazpachos en cualquier supermercado (Mercadona, El Corte Inglés, etc.), solamente hay que saber donde buscarlos. Suelen estar en la zona de pastas o donde está el pan tostado. Se pueden encontrar ya cortados a trozos o en pequeñas tortas que hay que partir.




Ingredientes

Gazpachos (tortas cenceñas).
Patatas
Ajos tiernos (o secos)
Setas o champiñón
Pimiento rojo
Alcachofas
Tomate frito
Aceite de oliva
Sal, pimienta y clavo


Preparación

Se lava y corta toda la verdura. Las patatas a rodajitas. Los ajos si son tiernos, también a trocitos. Las alcachofas cortadas por la mitad o en cuatro trozos.
Se pone el aceite en una sartén o paellera y cuando está caliente se fríen las patatas. Una vez fritas se retiran y en el mismo aceite se fríen los ajos. Si son ajos tiernos en trocitos y si son ajos secos se fríen enteros y sin pelar. Cuando están medio fritos se añade el pimiento y la alcachofa. Finalmente se añaden las setas. Se sofríe todo bien y finalmente se añade una cucharada de tomate frito, sal, un poco de pimienta recién molida y un par de clavos. Se añade agua o si tenemos caldo de verdura. Es conveniente que el agua o caldo esté a temperatura ambiente para que cuando comience a calentarse tome todo el sabor de las verduras.
Cuando ha hervido se ponen los gazpachos y las patatas fritas que habíamos reservado. Se rectifica de sal y pimienta y se dejan cocer el tiempo que indica en el paquete de gazpachos (8 a 10 minutos).

Se pueden hacer secos o un poco caldosos y dependiendo de nuesro gtoaadiemos más o menos caldo variará en cantidad. Si se quieren caldosos se suelen hacer en una cacerola en vez de una paellera o sartén. También va en gustos la cantidad de pimienta para que resulten más o menos picantes. A nosotros nos gustan secos y semi-picantes.

Un secreto para que salgan buenos, es poner el fuego bien fuerte cuando se ponen los gazpachos y hacerlos cocer rápidamente a fuego máximo.

2 comentarios:

  1. A mi no me gustan los gazpachos con carne y caldo, pero estos tuyos me parece que me gustarían. Muchas gracias por apuntarte a mi sorteo. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. !Eres todo terreno! Yo también suelo hacer gazpachos, al estilo jumillano, mi pueblo. Según la receta de mi suegra, con conejo. Pero a mi me gustan las tortas tradicionales, que compramos en Jumilla, y luego congelo.

    ResponderEliminar