01 febrero 2014

Galletas Marieta

Estas galletas no se parecen a ninguna de las que he publicado hasta ahora. No llevan los ingredientes típicos de las galetas: mantequilla, harina, etc.
Les he puesto el nombre de "Galletas Marieta" porque la receta me la dio mi amiga María. Con una breve explicación y sin necesidad de tomar nota, me dijo como se hacían y el resultado ha sido unas galletas sabrosas y crujientes. Con las cantidades que os indico salen unas 32-34 galletas.




 


Ingredientes

100 g. de sésamo tostado
100 g. de pipas de girasol (peladas)
100 g. de almendra picada (no triturada como harina, sino en trocitos pequeños)
100 g. de azúcar moreno
2 cucharadas de azúcar blanco
2 claras de huevo

Preparación

Poner todos los ingredientes, excepto las claras, en un bol. Montar las claras de huevo a punto de nieve y añadirlas a los demás ingredientes. Mezclar hasta conseguir una pasta. Preparar una bandeja de horno cubierta con un papel de hornear. Ayudándonos de dos cucharas ir cogiendo pelotas de masa y colocarlas sobre el papel y luego aplastar redondeando a vuestro gusto. No deben quedar excesivamente finas para evitar que se rompan al sacarlas. Yo hice de diferentes tamaños y creo que las mejores son las que tienen unos 5 cm. de diámetro. Poner al horno (180º) durante 15 minutos. Al sacarlas esperar un poco que se enfrien y luego despegar y poner sonre una rejilla para que terminen de enfriarse. Se pueden comer enseguida.


Nota: Yo experimenté con una versión mía que le llamo "enriquecida" y que consiste en ponerles chocolate encima cuando ya están frías. Vasta con fundir un poco de chocolate y con un pincel ponerles un poquito. No tengo fotos de estas porque desaperacieron enseguida.


Como siempre, en una cajita quedan más protejidas.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada