22 mayo 2014

"Vintage"

El término "vintage" esta muy de moda y se utiliza para todos aquellos objetos que sin ser antigüedades, tienen sus añitos. Así, la moda vintage que nos devuelve los vestidos y complementos de los años cincuenta y sesenta, los electrodomésticos de la época de nuestras madres y algunos de nuestros juguetes. Esta tarta, para mi es una "Tarta Vintage" porque me recuerda sabores de la infancia. Mi madre la hacia a menudo y era muy habitual en los cumpleaños de los niños. En su tiempo se llamaba "Brazo de Gitano" pero ahora seguramente no sería políticamente correcto llamarle así. También se le llamaba Tarta Fabiola y todo el mundo podía hacer esta tarta, porque no precisa horno (algunas cocinas hace unos años no lo tenían).
Así que, la semana pasada, para celebrar el cumpleaños de mi hermana y autora conmigo de este blog, nos pusimos manos a la obra para reproducir esta tarta de nuestra infancia. La mayor dificultad fue encontrar galletas María hojaldradas, pero el que busca.... encuentra.






Ingredientes

Un paquete de galletas María hojaldradas.
250 g de margarina (utilizamos la marca Tulipán para reproducir el sabor exacto de hace años)
8 cucharadas soperas de azúcar
2 cucharadas soperas de cacao en polvo
200 g de coco rallado
2 huevos
Fideos de chocololate (se pueden utilizar también guindas o cerezas confitadas)
Un vasito de café
Un chorrito de brandi (opcional)

Preparación

Lo primero que haremos es el almíbar para calar las galletas ya que debemos esperar a que esté frío para utilizarlo. Con dos cucharadas de azúcar haremos un almíbar derritiendo el azúcar en un cazo y cuando esté a punto de caramelo añadir agua y diluir. Una vez hecho el almíbar y estando caliente, añadiremos una taza de café y un chorrito de brandi. Aunque haya niños no importa ya que el alcohol del brandi se quema con el calor de almíbar. Dejamos enfriar.
Separamos la margarina a partes iguales en dos boles y añadimos al primero dos cucharadas y media de azúcar y al segundo una cucharada y media de azúcar y las dos cucharadas de cacao en polvo. Con esto haremos dos masas diferentes una de ellas de chocolate. Añadiremos a cada bol la yema de un huevo y 100 g. de coco rallado. Amasamos bien ambas mezclas separadamente hasta que queden todos los ingredientes integrados.
Cuando el almíbar está frio es de momento de componer la tarta. Hay que calar las galletas con un pincel o una cucharilla y colocar una capa de mezcla de mantequilla sobre cada una de ellas. Las colocaremos verticalmente una al lado de otra formando una fila 3 intercalando los dos sabores (chocolate y el otro). Así al cortar tendremos de ambos sabores.   
Batiremos las claras de los 2 huevos a punto de nieve con las 4 cucharadas de azúcar restantes. Cubriremos toda la tarta con el merengue resultante y decoramos con los fideos de chocolate, o lo que queramos: guindas, fideos de anís de colores, etc.



1 comentario:

  1. Yo conocía una versión sin coco de esta misma tarta de cumpleaños de antaño. La hacían en casa de mi amiga Raquel...
    Me llevo la tuya porque es sabrosa y sin complicaciones...
    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar