31 agosto 2014

Tarta de ciruelas

Este verano hemos tenido la suerte de contar con cosecha propia de ciruelas. En el patio de nuestra casa del pueblo nació espontáneamente un ciruelo. Lo dejamos crecer y con el tiempo comenzó a dar unas ciruelas deliciosas. 
Pero, parece que el ciruelo es un poco caprichoso y algunos años no tiene  frutos. Los expertos dicen que es por la polinización, pero en relidad no lo sabemos con certeza.
Este año, afortunadamente ha tenido muchas ciruelas y han ido madurando poco a poco, con lo cual hemos podido comer ciruelas maduradas en el arbol con un sabor exquisito.
Partiendo de la receta de la tarta de cerezas que publicamos aqui, he hecho esta tarta de ciruelas cambiando las cerezas por ciruelas. El unico cambio que he hecho es pelar las ciruelas (las cerezas no las pelé).



Así de bonito estaba el ciruelo en pleno mes de agosto. Cada día recogíamos un cestillo de ciruelas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada