17 marzo 2013

Pechugas rellenas de jamón y queso

Una receta especial para los niños que les encantan los rebozados. Además con esta opción comemos pollo, jamón y queso al mismo tiempo. Si lo acompañamos con ensalada o un poco de pasta, tenemos una comida muy completa.






Ingredientes

Pechugas de pollo fileteadas finas
Lonchas de jamón serrano
Queso manchego semicurado
Pan rallado
Huevo
Sal, pimienta
Aceite de oliva


 Preparación

Es interesante que los filetes de pechuga sean finos y bastante grandes para poder plegarlos con el jamón y el queso dentro. El queso, no debe ser muy  graso para evitar que se funda excesivamente y se salga de la pechuga, el semicurado manchego queda muy bien. Para comenzar, se ponen los filetes de pechuga extendidos sobre la encimera y se coloca en la mitad de cada filete una loncha de jamón y un triángulo de queso. Se cierran los filetes tratando de que el queso y jamón quede dentro bien protegido con la carne de la pechuga Si es necesario podéis poner un palillo para sujetar bien la pechuga. Cuando están rellenos todos los filetes, se pone un poco de sal (teniendo en cuanta que dentro lleva el jamón ya salado, no es conveniente poner mucha) y pimienta molida. Se pasan las pechugas por huevo batido y después por pan rallado y se fríen en abundante aceite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada