21 diciembre 2016

Quiche de calabacín y tomatitos

Una receta muy interesante para estos días entre fiesta y fiesta en que no apetece cocinar mucho, ni estar pendientes de la hora de la comida. Podemos prepararla con antelación y la tendremos tibia a la hora de comerla. No hay más que dejarla en el horno una vez hecha. Transcurridas unas horas aun conserva el calor adecuado para degustarla en su punto.









Ingredientes

1 lámina de masa quebrada redonda
3 huevos
1 bric de nata
un trozo de queso manchego
1 calabacín pequeño
tomatitos cherry
4 cucharadas de aceite de oliva
sal, pimienta. orégano y albahaca

Preparación
Cortar el calabacín en rodajas y los tomatitos por la mitad. Rallar el queso manchego con un rallador grueso de verduras, no hace falta que quede en "queso polvo" sino en tiras ..
Poner el aceite en una sartén y rehogar un poco (vuelta y vuelta). Sacar de la sartén y reservar. Poner los tomatitos cortados en un plato y añadir orégano, albahaca y una pizca de sal. Reservar.
En un bol batir los huevos, añadir la nata, el queso rallado. Añadir sal y pimienta a gusto.
Forrar un molde de quiche con la masa quebrada. Echar encima la mezcla preparada anteriormente y colocar encima las rodajas de calabacín y los tomatitos tratando de que queden bien repartidos. En este momento podemos añadir un poco más de pimienta y hierbas. Meter al horno a 180º. Cuando lleve unos 15 minutos sacaremos y colocaremos un papel de aluminio cubriendo la quiche y volveremos a poner al horno 20 minutos más. Transcurrido este tiempo averiguar si la masa está dorada por el fondo y si la mezcla esta cuajada introduciendo un palillo. Yo utilizo un molde de cristal con lo cual es muy facil ver el fondo de la quiche. 
Tal como os decía, si una vez cocinada la dejais en el horno, conservará su calor un par de horas o más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada