08 mayo 2017

Pastelitos de pollo

Estos pastelitos son una solución estupenda para reciclar cualquier tipo de carne que nos quede ya cocinada. En mi caso una pechuga de pollo asada. Con unas verduras variadas y poco más, tendréis un entrante buenísimo. Os cuento como lo hice 







Ingredientes

1 pechuga de pollo asada
2 huevos pequeños
1/2 bric de nata
Verduras variadas: cebolla, pimiento, calabacín
2 cucharadas de queso rallado (manchego o similar)
Sal, pimienta, nuez moscada
Aceite de oliva
Pan rallado (opcional)

Preparación

Trocear la pechuga en migas muy pequeñas. Cortar la verdura en juliana y rehogarla ligeramente en el aceite de oliva. En un bol batiremos los huevos, añadiremos la nata, la verdura rehogada, el pollo troceado y el queso rallado. Rectificamos con sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Pondremos la mezcla en flaneras pequeñas impregnadas con un poco de aceite y pan rallado. Al horno durante 15-20 minutos. 
Creo que también quedaría bien en el microondas, si utilizamos recipientes aptos para este electrodoméstico.
Y con esta receta participo en Reciclando Sabores este mes de mayo.


4 comentarios:

  1. Hola Isabel. Este tipo de pasteles salados me encanta y son perfectos para reciclar.
    La forma individual, aún los hace más prácticos a la hora de servirlos y quedan bien bonitos.
    Gracias por estar de nuevo en Reciclando Sabores.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Buenísimo, es todo un acierto, quién diría que es un reciclaje!!!

    ResponderEliminar
  3. Buen reciclaje y buena receta, te han quedado divinos. BSS!

    ResponderEliminar
  4. Ooooh, ¡qué rico!. No hay nada como un pastel salado para reutilizar esas sobras de la cocina. ¡Me gusta muchísimo!.

    ResponderEliminar