27 noviembre 2018

Postre de membrillo (en microondas)

No podéis imaginar lo productivo que llega a ser un membrillo. Ya no sabemos qué hacer con tantos frutos. Además del conocido dulce de membrillo, este año hemos hecho mermelada y ha quedado fantástica (pendiente de publicar). Y este postre que, aunque no es muy llamativo visualmente, está delicioso. El proceso ha sido un poco de ensayo-error, hasta conseguir que quedara a nuestro gusto y por lo tanto las medidas y pesos deben considerarse en cada caso. Hablo en plural porque, en este caso, el postre lo ha preparado mi hermana. Queda con un sabor de otoño ideal y el único requisito es dejar madurar los membrillos todo lo que aguanten.

Para colmo, esta receta se hace en microondas, muy fácil. Y para terminar de aprovecharla,  me sirve para compartirla con el grupo "en buena onda" organizado por Marisa de Thermofan y Elisa de Que no te falte un Perejil
   






Ingredientes

Membrillos 
Azúcar moreno 
Mantequilla
Canela
Pasas
Piñones, nueces o almendras troceadas, etc.
Una copita de mistela, vino dulce, etc. para hidratar las pasas.

Preparación

Como he comentado los membrillos han de estar bien maduros. Se pelan y se cortan en gajos. Se quita la parte de las semillas y de ponen en una fuente apta para microondas (yo utilicé la que uso para hacer quiche. Se añade un poco de agua (como 1,5 cm de altura en la fuente). Se añaden unos dados de mantequilla. Dependiendo de la cantidad de membrillo y el dulzor que deseemos, se ponen unas cucharadas de azúcar por encima y se espolvorea con canela. Se añaden las pasas, que han estado previamente a remojo en licor y los piñones o los frutos secos que queramos. Es mejor trocearlos para que tomen mejor el sabor.
Se pone todo en el microondas durante 20 minutos al potencia máxima, tapado con una tapa adecuada. Transcurrido este tiempo, se pincha con un palillo para comprobar que están blandos y a nuestro gruso. Si es necesario se mueven un poco y se vuelven a poner otros 5-10 minutos más.
En el caso de que no los comamos inmediatamente o queden para una segunda ocasión (raro, raro), es conveniento calentarlos un poco antes de servirlos, para que la mantequilla que se ha solidificado vuelva a estar líquida.


5 comentarios:

  1. Hola, una receta estupenda para poner en práctica con el membrillo, estará delicioso. Me gusta además, porque no hace falta demasiada azúcar y eso se agradece quedando igualmnte rico. Mil gracias por acordaros de "En Buena Onda",un placer teneros en este proyecto y esperamos que sean muchas veces más las que participéis, es vuestra casa, bienvenidas. Sólo una cosa ¿ os importaría, poner el logo de En Buena Onda en la entrada? Se ha olvidado, sólo eso. Mil besos y de nuevo gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acabo de dar cuenta que el logo lo habéis puesto en el blog, perdona, no lo había visto, muchas gracias. Mil besos!!!

      Eliminar
  2. Hola Isabel. Menuda receta más buena. Hoy he comprado los primeros membrillos porque no había visto en el mercado, pero están verdes todavía. No veas lo que me gusta, de todas formas y cada año intento innovar, pero sin azúcar, claro.
    En casa teníamos árboles y cada invierno había dulce de membrillo.
    Me encanta la receta. Felicita a tu hermana y mil gracias por unirte ca En buena onda con nosotras.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ahora veo que también la has colgado en 1 +/- 100, desperdicio 0. ¡Genial!

      Eliminar
  3. Hola Isabel en primer lugar darte las gracias por la visita me ha encnatado venir a conocer tu blog.
    Seguro que ese postre de membrillo esta de rexupete no lo siguiente me encanta usar el microondas , con tu permiso tomo nota no tengo escusa para no disfrutar de el.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar