23 julio 2019

Bizcocho de calabaza y plátano.

Una serendipia es un descubrimiento que se produce casualmente, sin buscarlo. A veces lo provoca un descuido,  un olvido, un procedimiento más realizado,...
Este bizcocho es un poco serendipia ya que es el resultado de la falta de un ingrediente. Aunque la calabaza está disponible todo el año, en esta época del año no están muy buenas. Con un trozo que me quedaba en la nevera, quería hacer un bizcocho de calabaza, pero tenía poca cantidad. Pensé que un plátano maduro tiene la misma textura que la calabaza asada por lo tanto, podría integrarse bien. El resultado ha sido estupendo, el sabor de plátano queda bastante diluido, con lo cual no resulta cargarte a las personas que no son amantes de este sabor.


 




Ingredientes

175 gr. de calabaza asada (yo la asé en el microondas)
1 plátano maduro (que esté blando, pero no negro)
150 gr. de harina de repostería
200 gr. de azúcar
3 huevos
1 sobre de levadura Royal
70 ml de aceite de oliva suave
Pepitas de chocolate (opcionales)

Preparación

Aplastar la calabaza y el plátano hasta conseguir una pasta blanda. Si queda algún trocito más grande, no importa, cuando aparece en el bizcocho, queda buenísimo. Batir los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla blanquecina. Añadir el aceite y remover. Añadir la harina y la levadura y finalmente añadir la pasta de calabaza y plátano. Integrarlo todo y añadir las pepitas de chocolate r4servando unas cuantas. Poner toda la masa en un molde de horno. Una vez distribuido en el molde, repartir las pepitas que hemos reservado por encima, para que queden en la parte superior.
A horno 30 minutos, a 180º (dependiendo del tipo de horno)

2 comentarios:

  1. Muy buena idea. Yo soy amante de la calabaza, pero el plátano, no me gusta mucho. Se ve delicioso.
    Besos.

    ResponderEliminar