28 septiembre 2010

Pechugas rebozadas con sopa de cebolla



Esta receta es de las que yo llamo "exprés" porque se hace en menos que canta un gallo. El único requisito es tener un sobre de sopa de cebolla. Lo demás, es lo mismo que hacer pechugas a la plancha o fritas. Sin embargo el resultado es totalmente diferente.

Ingredientes

Pechugas de pollo o pavo fileteadas finas
Un sobre de sopa de cebolla (de los que se utilizan para hacer sopa instantanea)
Aceite de oliva
Limón

Preparación

Se vierte el contenido del sobre de sopa de cebolla en un plato. Suele ser una mezcla de polvo y algunos trocitos de cebolla deshidratada. Se rebozan los filetes de pechuga, por ambos lados, en el contenido de la sopa de cebolla y se colocan en una fuente o bandeja de horno. Se añade un chorrito de aceite y el zumo de un limón sobre los filetes. Se pone al horno a temperatura media-alta (unos 180º), hasta que tenga un color tostado. El tiempo de horno dependerá del grosor de los filetes.
Si haceis pocos filetes os sobrará parte del sobre de sopa, que podeis reservar para la proxima vez.

2 comentarios:

  1. Mmm Isabel, veo que últimamente te lo estás currando eee. A ver cuando te ocasión de hacer la receta realidad :-)

    ResponderEliminar
  2. Si aparte de rebozar las pechugas con la sopa de cebolla, le echas un brik pequeño de nata de cocina y lo metes al horno hasta que se haga ya vereis que bueno....................

    ResponderEliminar