08 septiembre 2010

Tortilla de calabacín "ligth"




Uno de los inconvenientes de las tortillas es que suelen ser bastante calóricas, con lo cual no podemos excedernos en su consumo. Sobre todo algunas, como las de berenjena, cebolla o calabacín, que absorben mucho aceite al freir las verduras. Además, estas tortillas pueden quedar muy aceitosas resultando un poco fuertes.
Para evitar esto, os propongo un truco que hace las tortillas "ligth". El aspecto final de la tortilla es inmejorable y al paladar queda riquísima. Este truco no es recomendable en el caso de la tortilla de patatas ya que pierde calidad si las patatas no están fritas con abundante aceite. Sin embargo para otras, como la de calabacín, el truco es perfecto.
Consiste en sustituir la fritura de la verdura, por el microondas. La elaboracion final de la tortilla es igual que las del estilo tradicional, pero consume menos aceite.

Ingredientes (4 personas)

2 calabacines medianos
4 huevos
1/2 cucharada de aceite
sal

Elaboración

Se pelan los calabacines, se lavan y se cortan a rodajas finas colocándolos en una fuente apta para microondas y añadiendoles sal a gusto. Se ponen en el microondas, a potencia máxima, durante 8-9 minutos (dependiendo de la potencia del mismo) hasta que quedan blanditos.
Se baten los cuatro huevos y se añade una pizca de sal. Sobre ellos se pone el calabacín y se mezcla todo bien.
En una sarten antiadherente se pone 1/2 cucharada de aceite y se mueve para que quede distribuido por la superficie de la sartén quedando bien impregnada. Se echa la mezcla de calabacín y huevo y se deja cuajar a fuego lento dando la vuelta cuando se comprueba que está cuajada por un lado.

De esta manera, una tortilla que al estilo tradicional precisa mucho aceite para freir el calabacín, se elabora con muy poco aceite.

1 comentario:

  1. Bueno, probaremos a utilizar menos aceite cuando no sea necesario,...y mira que me gusta a mi todo aceitosito eeee, jeje, pero hay que cuidarse :-)

    ResponderEliminar