18 enero 2013

5 minutos y al tupper


Los tupperworkers somos un grupo cada vez mayor. Llevar la comida al trabajo se está convirtiendo en una  práctica que además de saludable, resulta más económica y menos aburrida que comer en el bar.
El inconveniente de esto es que debemos preparar la comida la noche anterior o por la mañana temprano antes de ir al trabajo, cuando menos ganas de cocinar tenemos. Por eso las recetas sencillas y rápidas son una solución a este problema.
La que presentamos ahora se cocina en 5 minutos, si tenéis el pescado descongelado previamente. La única tarea que requiere un poco de atención es pelar las gambas.



Ingredientes (para 1 persona)

2 filetes de merluza congelada
1 cucharada de aceite de oliva
1/4 cebolla
1 cucharada de tomate frito
1/2 vaso de vino blanco
un puñadito de gambas (a tu gusto)

Preparación

La merluza debe estar descongelada. Para descongelarla podemos dejarla en el frigorífico (no en el congelador) el día anterior, o podemos sacarla del congelados un par de horas antes de cocinarla. No descongelar con el microondas ya que puede desmigarse y quedar a trocitos. Pelar las gambas. No son recomendables las gambas peladas ya que suelen quedar secas y duras, además de que si son congeladas sueltan mucha agua.
Poner el aceite en una sartén y cuando está caliente sofreír la cebolla cortada a trocitos pequeños sin que llegue a ponerse oscura. Añadir las gambas y sofréir un poco, añadir el tomate frito y el vino y remover todo para que quede integrado. Colocar los filetes de merluza sobre esta mezcla y dejar dos minutos a fuego medio. Dar la vuelta a los filetes y dejar un minuto más. Ya está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada