14 noviembre 2014

Tarte Tatín de membrillo

Es la época de los frutos de otoño y el membrillo es uno de mis preferidos. El fruto me parece de lo mas interesante y el olor es estupendo. Por no hablar del árbol del membrillo que me parece de los más bonitos. Hoy presentamos la Tarte Tatín pero en vez de ponerle manzana la hemos hecho con membrillo.
El procedimiento es el mismo, pero hay que cocer el membrillo en vez de ponerlo crudo como hacemos con la manzana. Para mi esta tarta es una "tarta al revés" porque lleva la base encima y luego hay que darle la vuelta para que quede bien. El resultado es buenísimo.

Ingredientes

2 membrillos medianos
1 lámina de masa quebrada redonda
10 cucharadas de azúcar
2 palos de canela
2 cucharadas de mantequilla
la piel de un limón

Preparación

Pelar los membrillos y cortarlos en trozos medianos. Poner a cocer en una cazuela con un palo de canela, la piel de medio limón y 3 cucharadas de azúcar. Dejar cocer hasta que esté semiblando. Debe quedar entero pero no muy duro. Una vez cocido lo escurrimos. Mientras se cuece el membrillo, preparamos 5 cucharadas de azúcar y un poquito de agua, preparamos azúcar caramelizado para poner en el fondo de un molde redondo.
En una sartén ponemos el resto del azúcar (unas 3 cucharadas) con un poco de caldo de cocer el membrillo y la mantequilla. Se hará un almíbar que deberemos reducir hasta que esté bien ligado. En este almíbar añadiremos los trozos de membrillo rehogando un poco para que se impregnen bien de todo el sabor.
Para componer la tarta pondremos en el molde donde hemos puesto el azúcar caramelizado los trozos de membrillo y el almíbar y lo cubriremos con la lámina de masa quebrada remetiendo bien los bordes para que  quede todo dentro. Pincharemos con un palillo unos agujeritos pequeños para que no se infle y la meteremos al horno 180º durante 25 minutos aproximadamente, hasta que veáis que la masa quebrada esta dorada. Al sacar del horno dejaremos enfriar un poco y le daremos la vuelta para que quede la masa abajo y el membrillo arriba.







No hay comentarios:

Publicar un comentario