22 mayo 2016

Pasta a la Norma, obsequio de Isabella

Esta receta de pasta es un obsequio de mi amiga Isabella. Se aleja de las populares recetas que conocemos. Por su sencillez no llama la atención, pero el resultado es riquísimo. La combinación de ingredientes y utilizar una pasta buena son el secreto de su éxito.

Ingredientes (2 personas)

200 g. de pasta corta (macarrones o penne)
1 berenjena
100 g. de queso de ricotta salata de oveja. Si no encontráis se puede sustituir por un queso de oveja tierno o semi más común.
1 Kg. de tomates maduros o un bote de tomate pelado
1/2 cebolla pequeña
2 dientes de ajo
albahaca fresca
sal y azúcar
aceite de oliva

Preparación

Para comenzar prepararemos la berenjena (con piel) cortada en tacos de unos 2 cm. La pondremos en un escurridor con sal al menos una hora, paraque suelte el amargor.
Mientras la berenjena se escurre, prepararemos la salsa de tomate poniendo un chorrito de aceite en la sartén y friendo la cebolla cortada muy fina con una pizca de sal. Cuando esté casi sofrita añadiremos el tomate cortado a trozos. Si es tomate natural hay que escaldarlo y escurrir las semillas previamente. Si es de bote, este trabajo lo tendremos hecho. Dejaremos sofreír el tomate machacando los trozos con la cuchara de madera hasta que quede una salsa fina. En este proceso añadiremos dos cucharaditas de azúcar para quitar la acidez. Cuando esté casi listo añadiremos la albahaca fresca cortada fina y mezclaremos. Al apagar el fuego taparemos la sartén para que se acaben de integrar los sabores.
Teniendo la salsa de tomate lista, es el momento de poner la pasta a cocer respetando el tiempo indicado por el fabricante y si la queremos al dente un par de minutos menos. Mientras se cuece la pasta, prepararemos la berenjena. En una sartén pondremos los ajos fileteados y cuando están medio hechos añadiremos los trozos de berenjena sofriendo ligeramente.
Mientras tanto cortaremos el queso a trocitos pequeños y rallaremos un poco más para servir aparte.
El último paso es mezclar la salsa de tomate con la pasta y la berenjena añadiendo el queso en trocitos. Si todo está caliente el queso quedará fundido. A la hora de emplatar se puede añadir una hoja de albahaca y servir el queso rallado en la mesa, para ponerlo en el lato a gusto.








No hay comentarios:

Publicar un comentario