20 febrero 2017

Sopa marroquí de garbanzos y calabaza

La receta de hoy está basada en una sopa marroquí de garbanzos y calabaza que yo he adaptado al gusto de mi familia. Os va a sorprender por la cantidad de matices y sabores. Aunque el aspecto evoca un guiso castellano, al probarlo nos damos cuenta que no tiene nada que ver. Os dejo dos formas diferentes de presentación. 


Ingredientes (para 2 personas)

1/2 cebolla
1/2 pimiento rojo
1 ajo
1 tomate grande maduro
Un trozo de calabaza
2 tazas de garbanzos cocidos
Una cuchada de curry
Una cuchada de pimentón
Una cuchada de comino molido
Un trozo de jengibre
Pimienta, sal, aceite de oliva, perejil y unas gotas de zumo de limón.

Preparación

Para hacer el plato se prepara en paralelo por un lado el puré de calabaza y por otro el guiso de garbanzos. Pondremos a hervir la calabaza cortada a trozos con un poco de sal. Una vez cocida la trituramos haciendo un puré espeso al que rallaremos un poco de jengibre a gusto y perejil picado. Dejaremos en espera en un recipiente que pueda calentarse después. Mientras está cociendo la calabaza preparamos el guiso de garbanzos. Cortaremos la cebolla, el ajo y el pimiento muy fino y rehogaremos en una cazuela con aceite de oliva. Cuando está casi sofrito añadiremos el tomate cortado en dados pequeños y terminaremos de sofreír todo. Una vez sofrito, fuera del fuego, añadiremos el pimentón removiendo para que se sofría con el calor de las verduras. Añadiremos agua, los garbanzos cocidos, la pimienta, el curry y el comino en polvo, o si es en grano, previamente picado en un mortero. Pondremos a hervir durante 10 minutos. En este momento podemos decidir si queremos una sopa o mejor un guiso menos caldoso. Yo lo he preparado de ambas formas y me gustan las dos. 
Para prepararlo con poco caldo hemos de añadir poco caldo a las verduras y garbanzos y dejar reducir mientras se cuece. Para servirlo de esta manera colocaremos el puré de calabaza en la parte exterior del plato y en el centro los garbanzos con la verdura.
Si queremos tomarlo caldoso, como una sopa espesa, incorporaremos el puré de calabaza al guiso de garbanzos y verdura y mezclaremos todo en la cazuela.


Este es el aspecto que tiene el plato cuando se sirve separado el puré de calabaza y el guiso de garbanzos


 En el plato se mezcla todo para comerlo y es una explosión de sabores

 
 O puedes mezclarlo en la cazuela y servirlo todo integrado


En cualquier caso os parecerá buenísimo

1 comentario: