18 febrero 2010

Castillo de Monjardín, Chardonnay 2008


He catado con mi amigo Juan este vino, Castillo de Monjardín, Chardonnay 2008.
Juan se dedica a la maquinaria e infraestructura de bodegas, con lo que esta muy relacionado con el mundo del vino y le gusta catar. Con la escusa de catar el vino, me invito a cenar…
Como ultimamente he estado catando algunos blancos, y en particular algunos chardonnays, puedo establecer comparación, en la medida de lo posible. Los Chardonnays que he catado son de la región de Somontano, concretamente Enate, de las cosechas 2008 y 2009 y este que ahora nos aocupa es de Navarra. La verdad es que los dos chardonnays de 2008, tanto Enate como Castillo de Monjardín son muy parecidos, quizás Enate sea más intenso, pero muy parcidos encuanto a aromas y sabor. Ya comentare en otra ocasión los de Enate, ya que esta, fue una catá un poco particular.
Color: amarillo limon, con toques acerados, va cogiendo algo de intensidad, limpio.
A la nariz, es expresivo, predominan los citricos, manzana verde, levadura, panaderia, molla de pan, sale algo mineral o tierra mojada, muy rico. Se ensamblan muy bien los aromas primarios de la fruta con los aromas procedentes de la fermentación. El vino es elegante, ha madurado correctamente. Intensidad media alta.
En la boca, el vino está muy equilibrado. En boca recuerda mucho a la nariz, salen los citricos, la manzana, levadura fresca. Es graso y fresco. Duración o recuerdo de sabor, media.
Más rico todavia, lo acompañamos con una ensalada de pollo y una cazuela de gambas. Las gambas estaban muy gustosas, en su punto de picante, que invitaba a degustar el vino y disfrutar de la buena combinación que surge entre ellos.
Para concluir, hablando con el amigo Gabriel, para él, los mejortes chardonnays son los de Navarra, le doy la razón, este Castillo de Monjardín estaba muy bueno, pero en otras zonas también se están elaborando vinos muy buenos. Hay que dar un voto de confianza a aquellas bodegas y regiones emergentes que buscan un lugar entre los grandes. Aportando casi siempre una relación calidad-precio insuperable. No debemos tener prejuicios, hay que catar de todo, lo bueno y lo mejor…

1 comentario:

  1. El Chardonnay es una casta de fácil cultivo, y da unas cosechas generosas, ya que se adapta muy bién. Reconozco que en este punto sea demasiado dogmatico, pero pienso que muchas zonas de este país deberián intentar perservar su idiosincracia, y esto pasa por un mayor mimo de las variedades autoctonas.

    Gabriel.

    ResponderEliminar