08 febrero 2010

Cata-cena




Para que todo no sea comer y beber, ahí va este post en homenaje a nuestros amigos.

Gabriel y Victoria nos invitaron a catar unos vinos y de paso… a cenar. Victoria que es una excelente cocinera tenia la cocina repleta de suculentos platos que fue ofreciendo en riguroso turno de acuerdo con los vinos que fuimos catando. Gabriel, que es el experto en vinos, también había hecho bien los deberes para que no estuviéramos secos en ningún momento. Además había seleccionado, de su fabulosa discoteca, una música estupenda para crear ambiente.
Había cierta expectación porque nuestros amigos de Barcelona, Fede y Petri traían una sorpresa catalana, un vino de la bodega de Lluis Llach. Por nuestra parte aportamos una botella de Rafael Cambra 2. (el comentario de ambos vinos ya se ha hecho anteriormente en este blog).

No voy a comentar nada acerca de lo que comimos, aunque algunas de las recetas de Victoria ya están en mi archivo. Ni tampoco lo que bebimos, porque además de estos dos vinos, quedó vacía una botella de un borgoña y algún otro más.
Lo que quiero destacar es que fue una noche en la que disfrutamos muchísimo. Tal vez no fue tanto por lo que entró por nuestras bocas, sino por lo que nos enriquecimos unos de otros compartiendo estos momentos de amistad.

Las fotos son una muestra de estos maravillosos momentos.

1 comentario:

  1. Saludos:

    En fin, de esto se trata compartir unos buenos vinos, degustar una comida, entre buena gente y mejor compañia.

    A ver si organizamos otra pronto, con otros vinos.

    Victoria Y Gabriel.

    ResponderEliminar