11 marzo 2010

Cata comparativa Enate


Habíamos quedado con unos amigos para catar un vino que ya habíamos catado anteriormente, teníamos apuntadas las notas de cata y lo que queríamos comprobar era la evolución que se había producido en el vino. La cata se fue alargando, fuimos abriendo botellas…. Lo pasamos muy bien.

El vino en cuestión es el Chardonnay de Enate, cosecha 2008. Cuando catamos este vino en mayo de 2009, nos gustó bastante, era un vino muy joven, muy cítrico. Por la variedad y por las características del vino catado, decidimos guardar una botella de este vino para catarla casi un año después.

Pues bien, no nos equivocamos, el vino ha ganado muchísimo, ya no es tan chispeante, ha madurado. El color es amarillo acerado, muy limpio. La levadura, la panadería, los cítricos inundan la nariz, en boca se reproducen los mismos aromas. Conforme coge temperatura, se van apreciando muchos aromas sorprendentes, piñas de piñones, algo resinoso, mineral, tierra mojada…. Un vino riquísimo. Me ha encantado, una evolución increíble.

La cata la hicimos en el restaurante de unos amigos y en su bodega ya tienen el Chardonnay de Enate de la cosecha de 2009. ¿Cómo nos íbamos a quedar con las ganas de probarlo?… hubiera sido un pecado. Que sorpresa, no se parecía en nada al vino de la cosecha anterior, un vino muy aromático. Si cierras los ojos, y lo hueles, parece un vino rosado, salen muchísimo los lácteos, fresas, plátano, melón, flores blancas, inojo… nada que ver con lo que habíamos catado anteriormente. No hay cítricos, no hay panadería…. Conjeturando acerca de los motivos de tal diferencia, llegamos a una conclusión: abrir la botella del Gerwurztraminer de Enate, cosecha 2009, por compara dos vinos muy aromáticos….

El Gerwurztraminer de Enate cosecha 2009, no se parece en nada al Chardonnay. En la fase visual, si, son los dos muy pálidos y con tonos verdosos o acerados. Los aromas de esta variedad se aprecian perfectamente, el lichi, los pétalos de rosa son muy predominantes, pero es muy complejo, conforme toma temperatura le salen violetas, rosa de azafrán fresca… en la boca es muy agradable, equilibrado, salen muchos de los aromas mencionados.

Conclusión: Aprendiendo de la experiencia, vamos a guardar una botella de Chardonnay 2009 para catar después del verano. Para poder comparar, apuntamos en la etiqueta todo lo que nos ha dado. Así pues, a esperar hasta septiembre….


No hay comentarios:

Publicar un comentario