06 diciembre 2011

Coca de Trempó

Nueva experiencia familiar en la cocina. Por seguna vez, Javier participa en el sorteo de "caris..." que esta vez está organizado por el blog "Cocinar es ponerse". Se trata de la Coca Trempó, una coca de verduras variadas sobre una base de masa.
La parariencia de la coca es un poco rústica pero el resultado es fantástico. Las verduras quedan asadas y aparece la mezcla de sabores que han sido potenciados por la sal y el aceite. La masa resulta tostadita y crujiente. para comerla, no e spreciso usar los cubiertos, asi que es estupenda para tomar en una cena informal o en un picoteo. Precedida por una sopa (ver aqui) puede ser una comida/cena ideal.




Ingredientes
Para la masa:
300 gr de harina de fuerza
50 gr de aceite de oliva
100 gr de agua tibia
25 gr de levadura fresca
50 gr de manteca (si no pones la manteca añade dos cuharadas más de aceite)
1 cucharadita de sal

Verduras
Tomates
cebollas
pimiento verde y rojo
champiñón
pimentón
aceite de oliva y sal


Aclaraciones:
La harina de fuerza es un tipo de harina especial para masas. Podéis comprarla en Mercadona, El Corte Inglés, etc. es muy común. La que sobra puede utilizarse para otras cosas como la harina de trigo normal.
La levadura debe ser fresca, no vale la levadura Royal u otra levadura química. La levadura fresca es una pastilla pequeña que se encuentra en el supermercado en la zona de la mantequilla y el queso fresco. Yo la compro en Mercadona en un paquete de dos pastillas de 25 gr (es muy barata)

Preparación


Para preparar la masa hay que dedicarle un poco de tiempo, pero vale la pena. Poner en un bol grande el agua tibia y mezclar la levadura, añadir el aceite, la sal y la manteca casi derretida. Mezclarlo todo bien con una cuchara de madera. Vamos añadiendo la harina poco a poco mientras removemos. Si comprobamos que a masa está muy espesa y cuesta mover con la cuchara de madera, pasamos a moverlo con las manos. vamos añadiendo la harina mientras la masa vaya admitiendo. Seguramente habrá que añadirla toda. debe quedar una masa suave y blanda pero que no se quede pegada al bol ni a las manos. Amasamos, dentro del bol, con las dos manos y dejamos la masa en forma de bola. Tapamos el bol con un plástico y dejamos reposar hasta que la masa aumente su volumen, por lo menos el doble.

Mientras tanto preparamos las verduras. Las cortamos todas en trozos pequeños y las ponemos en una ensaladera grande con un buen chorro de aceite de oliva, sal y pimentón. Movemos bien y dejamos reposar para que se mezclen los sabores.


Cuando la masa ha aumentado, volvemos a amasarla dentro del bol durante un minuto y la volvemos atapar dejándola reposar por segunda vez. Ahora hay que dejar la masa durante 25-30 minutos.

El horno debe precalentarse a 200 grados, por lo que habrá que conectarlo mientras está subiendo la masa. Cuando ha pasado este tiempo de fermentación de la masa, ésta es bastante grande y esponjosa. Es el momento de extenderla en la bandeja de horno. Si la ponéis directamente hay que engrasar la bandeja. Yo utilicé papel de hornear que no necesita nada. Para extender la masa se puede poner sobre la encimera de mármol y extender con un rodillo, pero si queréis extenderla directamente sobre la bandeja, se divide la masa en cuatro o seis partes y se va extendiendo en la placa e manera homogénea por toda la bandeja cuidando que todo quede bien cubierto y no se note la junta d cada trozo.

Una vez extendida la masa, probamos las verduras para rectificar de sal y las escurrimos en un colador (habrán dejado un poco de líquido). Las colocamos sobre la masa extendiéndolas bien. Se mete al horno precalentado a 200 grados y se vigila para evitar que se queme. Suele tardar 45-50 minutos en hacerse.

Con este aspecto queda la coca antes de meterla al horno.




Y así salía la coca del horno


Podeis ver un fotoreportaje de esta receta aqui

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada