03 septiembre 2012

Mermelada de tomate

En esta temporada de tomates y aprovechando la estupenda cosecha del huerto familiar, este año hemos hecho mermelada. Utilizando una receta tradicional ha sido muy fácil y el resultado es estupendo. Ya tenemos en la despensa mermelada para una buena temporada.

Ingredientes

Tomates maduros
Azúcar moreno
Azúcar blanco
zumo de limón
Clavo

Preparación

La proporción de azúcar, limón y clavo, esta en relación con la cantidad de tomate, de manera que para cada medio Kilo de tomates pelados, troceados y escurridos se ha de poner 150g. de azúcar moreno y 100 g. de azúcar blanco, una cucharada de zumo de limón y un clavo.
Para pelar los tomates, si están bien maduros, es muy fácil si se sumergen en agua caliente durante unos minutos y seguidamente se hace un corte con el cuchillo y pelamos rápidamente.
Una vez pelados los tomates hay que quitar las semillas y escurrir el líquido interior poniéndolos en un escurridor durante media hora dando vueltas de vez en cuando y apretando para que suelten todo el líquido. Una vez desprovistos de semillas y líquido se parten a trocitos bien pequeños y se pesan para calcular el azúcar necesario.
Se ponen los tomates ya troceados en una olla, se añade el azÚcar y se deja macerar durante media hora. Pasado este tiempo, se añade el limón y se ponen al fuego fuerte durante 10 minutos. Después se baja el fuego a intensidad media y se añade el clavo (teniendo la precaución de atarlo con un hilito para poder retirarlo después). Se tiene cociendo 30 minutos a fuego medio y transcurrido este tiempo se retira el clavo. Si deseáis que la mermelada quede con trocitos deberéis dejara tal cual, pero si os gusta más homogénea hay que usar la trituradora. Se deja otros 10 minutos con el fuego un poco más alto. Durante este tiempo  comenzará a espesar, con lo cual hay que remover con una espátula de madera para evitar que se pegue al fondo de la olla. Tras estos 10 minutos ya estará lista.








Esta mermelada se conserva varios días si la ponemos en un tuper o en frascos en el frigorífico. Pero si queréis que se conserve durante meses hay que pone en frascos de cristal, bien cerrados, sin que haya entradas de aire y poner al baño maría durante 20 minutos. Para hacer esto, es suficiente con poner los frascos en una olla y añadir agua hasta la mitad de los frascos, aproximadamente. Poner al fuego y dejar hervir.





2 comentarios:

  1. Hola guapa!

    Gracias por invitarme a conocer "tu otro yo". Lo cierto es que yo no soy muy cocinitas, se me da bastante mal, pero intento remediarlo cocinando cosas medio decentes (que no difíciles) por lo menos una o dos veces por semana. Eso sí, necesito seguir una receta paso a paso, porque de lo contrario, en lugar de salirme las cosas mal, me saldrían fatal. Tu blog me vendrá genial para tener ideas, ya le he echado el ojo a ese tiramisú, mmmmm!

    ResponderEliminar
  2. Una mermelada exquisita, me encanta.
    Besitos

    ResponderEliminar