10 septiembre 2013

Sopa de melón

Continuamos con las recetas frescas para el final del verano. Aprovechando que es temporada de melón, os propongo una receta sencilla y que podéis adaptar a vuestro propio gusto. Añadiendo más o menos sal puede resultar una receta salada o con un punto dulce. También depende, claro, del sabor del melón. La sopa de melón se suele hacer con melones que no sean excesivamente dulces y es ideal para aprovechar ese melón que sale sin sustancia y no apetece comerlo solo.





Ingredientes (las cantidades estarán relacionadas con el melón)

Un melón mediano
Nata liquida (para un melón mediano se utiliza medio brick de 250 o 300 ml.)
Un quesito
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Hierbabuena (opcional)
Jamón en virutas

Preparación

Quitar la piel y las semillas al melón y cortarlo a trozos (quitar también la parte amarilla si es muy duce). Triturar con un poco de sal hasta dejarlo totalmente líquido. Añadir el quesito, la nata y un buen chorrito de aceite. Seguir batiendo hasta convertir en una emulsión cremosa. Probar de sal y rectificar a gusto añadiendo unas hojas de hierbabuena, si nos gusta.
Cortar las virutas de jamón en trocitos pequeños y poner en una sartén con unas gotas de aceite. Rehogarlo a fuego medio hasta que queden crujientes.

Servir la sopa y añadir el jamón en el momento de comerla.



4 comentarios:

  1. Muy rica la sopa de melón, para el verano es una de las mejores opciones para comer.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  2. Me gusta la idea, sobre todo para aprovechar los melones que no salen muy dulces. Seguro que la haré.
    bsss

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la idea, sobre todo para aprovechar los melones que no salen muy dulces. Seguro que la haré.
    bsss

    ResponderEliminar
  4. Me gusta la idea, sobre todo para aprovechar los melones que no salen muy dulces. Seguro que la haré.
    bsss

    ResponderEliminar